AVISO IMPORTANTE Seguimos prestando servicio y cumpliendo los plazos de envío.
X
icon-app
Descarga nuestra APP
¡Ya disponible!
EL MEJOR
PRECIO
SERVICIO
POSTVENTA
LLEVAMOS ONLINE
10 Años
dias
horas
minutos
ENVÍO
URGENTE
MENÚ
X
¿Buscamos algo?
Login
 
 
Cómo usar correctamente una afeitadora eléctrica ¡Evita irritaciones!
9 diciembre, 2015

Existen muchas formas de mantener nuestro cuerpo libre de vellos molestos, poco prácticos y estéticos. Y claro, queremos que sea cual sea la técnica que usemos, quede perfecto y en lo posible sin cortes ni irritaciones. Cera, afeiatdora de hojilla o eléctrica, cuchilla, tela, etc… Cada una es mejor para distintas partes del cuerpo, pero para la cara la que menos irrita y evita cortes y daños es la eléctrica. Así que por ello te daremos los mejores consejos para que tu piel se resienta lo menos posible con el proceso. La tecnología ha avanzado tanto que incluso ya ni hace falta usar espuma de afeitar ni mojar el rostro para tener un afeitado al ras. Aunque claro, si tienes tiempo es mejor tomar estas medidas antes y después. Sea eléctrica de cabezales o de láminas (o incluso una manuel de hojillas), sigue estos consejos: ⇩ Si no vas a usar crema, lo mejor es que te afeites luego de tomar una ducha caliente, así podrás dilatar los poros del rostro y suavizar el vello. Será más fácil pasar la máquina. ⇩ Si te afeitas antes de ducharte (o no te vas a duchar al momento), puedes usar una crema para suavizar el vello. O también puedes preparar tu rostro con una toalla pequeña y agua: Tras pasarla por agua caliente y exprimirla, la doblas hasta que sea cómoda para aplicar sobre la cara, esto dilatará los poros. ⇩ Si tienes una barba ya algo larga, será conveniente que la recortes lo más posible con una tijera. ⇩ Comienza el afeitado por el cuello, luego las patillas y el resto de la zona. Algunas eléctricas suelen calentarse un poco a medida que se usan y así haces primero los lugares más sensibles. ⇩ Si es primera vez que usas una eléctrica y estabas antes con hojilla, lo mejor es esperar unas dos semanas  para el primer uso. Esto es porque la piel necesita recuperarse del “daño” que hace la hojilla, la piel está cicatrizando. Luego tendrás que usar varias veces la máquina hasta que tu piel se acostumbre. Distintas marcas aseguran que esto pasa entre dos y tres semanas. Afeitadora ⇩ Tómate tu tiempo, no presiones tan la afeitadora sobre la piel. Así evitas irritaciones innecesarias. Llévala con suavidad y hará su parte. ⇩ Con las eléctricas lo ideal es rasurar en dirección contraria al vello, caso contrario a cuando es de hojilla. Para ello debes asegurarte de que las patillas, el bigote y el resto de la barba tengan o no un mismo sentido. ⇩ Puedes ayudar a la máquina estirando un poco y suavemente la piel. ⇩ Lo idóneo es que limpies la afeitadora después de cada uso, pero si por motivos de tiempo no puedes, hazlo tras cada dos o tres afeitados. Recuerda que esto afecta la efectividad del proceso. Algunas se limpian con agua, otras con un cepillo o soplando aire. ⇩ Nunca deseches los manuales de usuario, pues allí te indican cómo limpiar según el modelo y también cómo lubricar la máquina. ⇩ Cambia las cuchillas y cabezales. Por lo general, según el uso que le des, puede ser una vez al año. ⇩ Luego de terminar el afeitado, lava tu rostro con agua fría para minimizar los poros antes dilatados. ⇩ También debes hidratar la zona tratada con alguna loción, preferiblemente sin alcohol para que no te agrave alguna posible irritación. Y tú, ¿qué clase de afeitadora utilizas? Si estás considerando cambiar a una eléctrica, revisa las que tenemos para ti a los mejores precios.



Noticias relacionadas

Otras noticias